1/1/2012

TUTORIALES: El exposímetro: Luz incidente y luz reflejada

Muchas veces se emplea la palabra “fotómetro” en lugar de “exposímetro”.
Debemos saber que el fotómetro es un aparato que mide la intensidad de la luz solamente. El exposímetro mide la cantidad de luz que existe en un lugar determinado y la traduce en forma de escala de exposición fotográfica (ajusta la velocidad y el diafragma). La gran mayoría de las cámaras tienen este dispositivo incorporado.
Los exposímetros están calibrados sobre un gris medio que refleja el 18% de luz, y sólo saben medir esto.
En el caso de medir luz reflejada el problema aparece cuando medimos un objeto muy blanco o uno muy negro, entonces el exposímetro nos engaña interpretando la escena como un gris medio en lugar de uno muy claro y la fotografía nos quedará gris. En el caso de un objeto muy negro también lo interpretará como un gris medio y la fotografía también nos quedará gris.
Para solucionar el problema de la luz reflejada (exposímetro de la cámara), cuando midamos un blanco muy blanco abriremos de 1 a 2 puntos el difragma de nuestra cámara. En el caso de medir negros, cerraremos de 1 a 2 puntos el diafragma.
Aparte de los exposímetros que están incorporados en las cámaras fotográficas existen los exposímetros de mano. A través de éstos, podemos calcular la exposición de dos maneras diferentes:
a) Lectura de la luz incidente:
La célula del exposímetro se cubre con una capucha de plástico translúcido de color blanco, y se coloca delante del objeto orientándola hacia la cámara, de manera que incida sobre él la luz.
b) Lectura de la luz reflejada:
Se saca la capucha de plástico y se apunta el exposímetro desde la cámara hacia el sujeto iluminado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada